Introducción

 

La mitología chilena se caracteriza por haber adoptado una multitud de mitos y leyendas de las creencias de los pueblos indígenas del territorio chileno; y otras de origen europeo, proveniente principalmente de los colonizadores españoles.

Esta variedad de fuentes de creencias, ha provocado en algunos casos que se produzca la fusión de diferentes seres, provenientes de estos diversos orígenes mitológicos; lo que ha complementado y diferenciado a la mitología chilena.

Igualmente, las diferencias de paisajes y de climas presentes en el territorio chileno, han configurado zonas geográficas definidas que han vivido circunstancias históricas diferentes; lo cual ha intervenido y favorecido la aparición de diferentes y nuevas creencias y mitos, que han enriquecido la mitología de este territorio